Cuando las cosas no van como nos gustaría que fueran, cuando queremos cambiar la situación actual, cuando estamos en apuros, en problemas de cualquier tipo, cuando vamos perdiendo y muchos más escenarios en los que no nos gustaría desempeñar el papel de la vida es tiempo de exclamar que hay que

 

dar la vuelta a la tortilla

 

Significado de dar la vuelta a la tortilla

 

Dar la vuelta a la tortilla significa cambiar la situación de las cosas. Por ejemplo, si estamos perdiendo dinero, dar la vuelta a la tortilla significará empezar a ganar dinero. Si atravesamos una mala situación con nuestra pareja, darle la vuelta a la tortilla en este contexto será reconciliarnos.

 

Dar la vuelta a la tortilla es una expresión constantemente utilizada por los entrenadores y deportistas en las competiciones cuando los resultados están siendo adversos. En ese caso, en vez de hablar de remontada suele usarse más el darle la vuelta a la tortilla.

 

Origen de darle la vuelta a la tortilla

 

Darle la vuelta a la tortilla quiere decir, como venimos recalcando, cambiar una situación por la contraria.

El origen seguramente viene simplemente de una sencilla analogía que surgió cuando una tortilla española o de patata estaba siendo cocinada.

Es interesante tal vez recordar la historia (real o leyenda, quien sabe) de cómo fue inventada nuestra famosa tortilla y poder de esta manera, situar un posible inicio al nuestra locución verbal.

Este brevísimo relato empieza en algún lugar no localizado de Euskadi en donde una tabernera tuvo que servir al general Tomás Zumalacárregui, en camino a sitiar Bilbao allá por junio del año 1835.

La despensa se hallaba muy desabastecida después de las hambrunas de la Guerra Carlista. Con pan, cebollas, patatas y unos huevos la buena mujer dió forma a la primera tortilla de patata que el general tuvo el privilegio de ser el primer humano en degustar este soberbio plato.

Es de suponer que, de la obligación de tener que darle la vuelta a la tortilla, para un perfecto cocinado de este celebérrimo plato español, pronto surgiera la analogía con las situaciones de la vida.

 

Ejemplos de uso

 

  • Vamos a darle la vuelta a la tortilla y terminaremos ganando este partido.
  • Un solo jugador fue capaz de dar la vuelta a la tortilla.
  • Si conseguimos tener menos gastos y más ingresos, podremos darle la vuelta a la tortilla y salir de la crisis.
  • Ella siempre suspendía pero un buen día empezó a estudiar y en unas semanas le dio la vuelta a la tortilla.

 

Dar la vuelta a la tortilla en inglés

 

Los ingleses obviamente no expresan ese cambio de situación con un to turn the omelette around. Ellos hacen su metáfora de cambiar las cosas no usando una tortilla sino las mesas: to turn the tables.

Bueno, pues ya lo sabes.